15 de febrero de 2012


Es verdad que quizás no lo valoré lo suficiente... la frase dice: “Al tenerme me ignoras y al perderme lloras”. No digo que fue ignorancia, pero no lo supe ver. No supe ver lo que tenía en frente y me di cuenta apenas te fuiste. Me di cuenta que en realidad eras lo mejor que me había pasado en ese tiempo y que haber pensado en otras cosas fue inútil, porque nada te reemplazaría, ni nada ni nadie lograría lo que vos lograste en mí. Me arrepiento y quisiera volver el tiempo atrás y echar esas dudas que me carcomían la mente. Si tan solo decidieras pegar la vuelta sabría valorarlo un poco más y vivir ese momento, porque aunque no lo creía “todo principio un día expira” y me lo demostraste muy rápido.